Sin paredes

He intentado volver a escribir después de tanto tiempo en el blog pero no he sido capaz de completar algo que no acabara en el cajón de los borradores, y es que ya queda poca cosa que pueda compartir abiertamente con la gente que quiera leerme.

Es escasa la gente que aporta ideas nuevas, la mayoría de lo que creemos pensar procede del bombardeo de información al que somos sometidos diariamente, o en el mejor de los casos, un mix de todos estos conceptos a los que somos expuestos. El primer paso es reconocer la dificultad de “pensar” en estos tiempos que corren.

La razón por la que entrecomillo el verbo clave de la oración anterior es porque no quiero que se malinterprete, uno puede pensar en que tiene que ir a la compra, pensar en el último capítulo de Juego de Tronos, pensar que su compañero de trabajo es un capullo, sin embargo no es este significado el que le quiero dar a mi “pensar”.

Para mí pensar consiste en formularse preguntas y al mismo tiempo inventar, o tratar de deducir la respuesta. Pensar es complejo, hay que tener tiempo y la mente despejada para no caer en errores, del falso pensamiento, por ejemplo, que consiste en creer que una idea es propia cuando en realidad es sólo un recuerdo que proviene de una situación anterior.

Para poder pensar con claridad se deben eliminar los límites de la mente que uno posee. Tumbar las paredes de la moral que se nos ha inculcado en lugar de respetarlas. Preguntar “¿Por qué?” en lugar de mantenernos al otro lado de la línea. Un buen método es idear alternativas para cosas que se dan por supuestas, preguntarse uno mismo porque se hace de este modo y si se puede hacer mejor.

Todos debemos plantearnos cosas, nadie está exento. Hoy por ejemplo estaba pensando en mis entradas anteriores, pensando en que había convertido mi blog en un espacio de propaganda política cuando en realidad no debería ser así. Ahora mismo no comulgo al 100% con ninguna corriente política, tengo mis propios valores y mis propias convicciones y creo que eso es muy importante.

También sigo buceando en lo más profundo de mí, intento analizarme y a los demás, intento buscar la verdad entre tantas sombras y sobre todo intento mantenerme fiel, a mis valores y a mis creencias, es la única manera que tengo de no dudar de todo aunque a veces eso mismo sea el único camino para evolucionar.

Personalidad

Hacía mucho tiempo que no publicaba una entrada en el blog, tengo algunos borradores que quizás un día termine y publique pero por ahora están en mi particular cajón de sastre.

No quiero hacer una larga introducción como antaño, prefiero centrarme en la cuestión que tengo en mente. Hoy escribo para reivindicar la personalidad.

Busquemos el significado de personalidad en la wikipedia: “La personalidad es un constructo psicológico, que se refiere a un conjunto dinámico de características psíquicas de una persona, a la organización interior que determina que los individuos actúen de manera diferente ante una circunstancia”.

Más o menos es lo que me esperaba, pero me gustaría añadir un matiz a la definición puesto que parece que todos los comportamientos son aceptados como personalidad, me niego en rotundo, vivimos en un mundo en el que constantemente somos bombardeados con órdenes, instrucciones que nos vienen de la televisión, de la radio, de los periódicos[…] Y que juntos constituyen un adoctrinamiento más que evidente.

Somos criados para aceptar un determinado tipo de ideas como buenas o universales mientras somos programados para que todas aquellas que se salgan de nuestro espectro de miras sean consideradas como perversas o nocivas. Nuestro criterio queda anulado y la única manera de actuar es siguiendo los pensamientos que nos han inculcado.

Retomando un poco el hilo, y en mi opinión, tener personalidad es rebelarse contra los comportamientos invasivos a los que somos sometidos, los productos de la ética capitalista. No necesitas comprar ropa nueva si te vale la que ya tienes en el armario, la ropa está para protegernos del frío. No necesitas maquillarte ni llevar tacones, como no soy mujer no tengo un profundo conocimientos sobre el porqué de la depilación, el maquillaje y este tipo de practicas, pero si puedo dar mi opinión desde el otro género: Prefiero a las chicas naturales e inteligentes que a los esperpentos víctimas de la moda.

No es necesario que te guste salir a las discotecas, ni a hacer botellón, ni las cosas ordinarias que la gente suele hacer, no tiene porqué gustarte un determinado estilo de música, no tienes porqué tener el último móvil, no tienes que ganar mucho dinero para ser un triunfad@r. Nos incitan a que sigamos caminos ya marcados pero en la vida cada uno pone sus reglas, no hay normas de acero sólo sus patéticas intentonas de convertirnos en objetos con los que puede comerciar.

lapiz

No es un camino fácil, pero encontrar la simpleza de la felicidad sin traicionarse a uno mismo es uno de los mejores premios que se pueden conseguir.

Divide et non impera

Desde estas línea quiero comentar una actitud que estoy observando desde hace tiempo en algunas personas de izquierdas (o que al menos dicen serlo) y es que, por lo visto, sus enemigos más importantes son el resto de la izquierda.
Con esto me refiero a la actitud que de “soy más comunista que nadie” y “soy el que más ha leído a Lenin y el que no apoye lo que digo es un revisionista”.

Jamás pensé estar de acuerdo con alguien de UPyD en algo, pero me parece muy acertado el adjetivo de “izquierda paleontológica”. Si nuestro referente es un hecho histórico de hace 100 años vamos por el mal camino (que ojo, la revolución rusa es una de las cosas más chachi-pirulis que han habido).

Me quiero desmarcar de aquella gente que dice que Gordillo es un “descafeinado” (por poner algún ejemplo) porque es de ser un poco gilipollas arremeter contra alguien de tu propio bando y que encima está haciendo algo mucho más importante que cualquier comentario en una red social, está llevando el socialismo a la práctica.

Los mismos que dicen que las manifestaciones no sirven de nada pero no comprenden que, en una sociedad donde muchísima gente tiene acceso a la información (manipulada o no, ese es otro tema) pueda influir ver a sus semejantes en una acción de protesta. La información es mucho más importante de lo que la gente cree y por eso los hervideros que se producen en las redes sociales antes los distintos escándalos son un buen síntoma de salud social.

En el mismo saco meto a gente que critica “la izquierda light” de IU, Pablo Inglesias y compañía, es evidente que hay que tener criterio a la hora de valorar sus actuaciones, aquí vamos siempre huyendo del borreguismo, pero criticarlos por ser mansos en un país donde gobierna la ultra derecha con el beneplácito de la banca y un dios que ni existe me parece poco menos que contraproducente. Antes de correr hay que aprender a andar. Y para contrarrestar un poco esta inspiración demócrata mía debo decir que sería un derecho expropiar a los imbéciles que expropian todos los días a nuestra clase. Tiene que existir la justicia social.

Regreso

Voy a empezar a exponer cosas que me molestan, cosas que me irritan bastante y que, al menos para mi, no tienen lógica ninguna. Empecemos por la televisión, ¿qué se puede decir de la televisión? Quizás para analizar este factor tendríamos que separar en televisión pública, televisión privada en abierto y televisión privada de pago.

La televisión pública es una porquería que no ven ni los que la producen, el motivo es la escasa calidad que consiguen que tenga, quizás en algún tiempo se consiguió tener un nivel más elevado pues tampoco sería muy difícil hacer una programación de calidad con la colaboración ciudadana, si a esto le sumamos una información contrastada y bien presentada podríamos tener una reliquia pública, el mayor problema es que en nuestro país sólo se utiliza para poner documentales sobre un determinado tema (¿Cuántas veces abran emitido “Stalin el tirano rojo”?), programas de dudosa calidad e informaciones manipuladas al interés del partido de turno.

Como conclusión digamos que es algo que en general no interesa y cuando toca algún tema que puede causar interés lo hacen desde un punto partidista. Todo muy lógico.

La televisión pública de pago no vale la pena comentarla, quizás porque sea la mejor de las tres categorías predominantes, un ejemplo como “Calle 13” lo dice todo ya que es un canal de televisión que se limita a emitir capítulos de series policíacas y de asesinatos en general. No tiene más fondo, es sólo entretenimiento.

La evolución de la televisión ha hecho que obtenga un carácter puramente orientada al entretenimiento y deje en segundo plano el valor informativo que queda relegado a los “Informativos” que no todos las cadenas tienen.

Y ahora es cuando nos metemos en lo más hondo del pantano, las cadenas de televisión como A3, T5 o LaSexta. Personalmente me producen asco cierto tipo de programas que emiten, lo peor de todo es que cuentan con gran audiencia, lo que demuestra hacia donde se dirige nuestra sociedad. Programas de cotilleo, que hablan sobre gente que NO HA HECHO NADA EN LA VIDA y que únicamente fomentan una bola de nieve, una bola que se basa en personajes mediocres que salen por la televisión y que dan entender a los espectadores que se puede ser importante por hacer el payaso delante de una cámara.

El ejemplo que dan a los jóvenes programas como Gran Hermano o Gandía Shore son una bofetada en la cara cultura, en ambos casos se trata de un grupo de “personas”, lo entrecomillo porque no estoy muy seguro de que lo sean, que son grabadas haciendo el imbécil en público y que parece que gritar “Somos unos incultos pero somos famosos y ricos, tenemos un éxito que no se puede conseguir de otro modo”. Estamos criando unas generaciones que adora a esos ídolos repugnantes, iconos de el fracaso escolar, el culto al cuerpo y el “garrulismo” extremo y que desconoce a figuras como Nietzsche o Tesla. Están creando borregos con aspiraciones a ser cabras.

Para completar mi retorno al blog con esta entrada tan genérica os dejo el video de un programa completo de Fort Apache que trata el tema de los medios de comunicación, quizás en posteriores entradas pondré ejemplos más compeltos.

Bandolero

Hace muy poco que el señor Sánchez Gordillo, diputado por IU protagonizó (en realidad, encabezó) un “robo” a un Mercadona.
La primera frase de este post podría haber sido el titular de “La Gaceta” ese querido diario del grupo Intereconomía, pero en este caso, es un frase que no falta a la verdad en ningún momento, pero ¿para qué querría un diputado de IU y alcalde Marinaleda robar unos cuanto carros con comida en un Mercadona? ¿Qué hizo con la comida? ¿Acaso Gordillo pasa hambre?

No, Gordillo no pasa hambre, lo que le pasa a Gordillo es que tiene conciencia social, es un verdadero Robin Hood. Esa comida que ha “robado” (también admitimos “expropiado”) se entregará a los hambrientos, los pobres que ha fabricado esta crisis, las familia desahuciadas y que no se pueden permitir los alimento básicos. ¿Es un ladrón este hombre por dar de comer a los que no tienen? ¿Es un terrorista? No señores, estamos ante lo más parecido a un héroe que tenemos hoy en día, un hombre que tiene principios y no ha sido comprado por el poder del podrido dinero.

Mientras Rato y todos los estafadores y ladrones que han desangrado a los honrados trabajadores siguen en libertad, la derecha cerril y estúpida de este país ya ha pedido que detengan a Sánchez Gordillo, y así se cumple la dictadura de la estupidez, cuando los de arriba señalan a nuestro héroe con el dedo, los medios lo difaman y el pueblo reniega de alguien que les salva de este capitalismo inestable. Lo señalan porque tienen miedo, algo está haciendo bien.

PD: No dispongo de toda la información, pues he hablado del simbolismo y no del acto en sí, pero según parece también expropiaron alimentos en un Carrefour.

Kaosenlared

Navegando por Internet me he topado con una página un tanto extraña, apenas la he husmeado un poco pero me parece digna de un post en este abandonado blog (Tengo varios borradores pero me gustaría escribir cosas nuevas y no dar enormes vueltas a la dirección del camino revolucionario).
A primera vista me sorprende que se trata de un medio totalmente independiente y de izquierdas (¡SÍ, DE IZQUIERDAS REAL!), se trata de http://kaosenlared.net/index.php

Es bastante probable que algunos ya lo conozcáis, para mi ha sido una sorpresa más que grata ya que ellos mismos creen en la lucha anti-capitalista y en el sustento de su web mediante las “suscripciones” y donaciones de la gente. Yo mismo me estoy planteando hacer una donación ya que me está pareciendo un manantial en mitad del desierto, y bueno, una suscripción de 36€ al año no me parece tanto.

Y quería aprovechar este “descubrimiento” para hablar en favor de la libertad de información ya que en este mundo conectado mediante la red cada vez es más habitual encontrar información errónea y/o manipulada para que los gobiernos y sus distintos sistemas impongan siempre su versión de los acontecimientos, movidos, evidentemente, por el dinero. Tenemos que valorar con la importancia que se merece la información REAL y tratar de preservar sus fuentes con lo que podamos. Ellos mismos pagan por manipular información, delatan que es uno de los recursos más valiosos.

Un saludo

Básicamente.

Tengo un conato de discursos por terminar, demasiados borradores en mi blog, ingente cantidad de ideas complejas y que no consigo expresar de la manera que me gustaría, demasiadas ideas para tan poco espacio.
No puedo escribir porque me falta la cordura objetiva de la realidad y sólo me encuentro en delirios de poesía escondida, en canciones antiguas y en ilusiones que jamás se cumpliran. El choque de ideas, el contraste abismal que se forma al predicar odio revolucionario y amor fraternal, la imposición de un pensamiento crítico, que realmente, sólo pretender que a la masa no se le imponga ningún pensamiento.
Visto que nadar contracorriente no es suficiente, tenemos que atacar con el inverso a sus armas. Amémonos entre nosotros y disparemos a los que nos odian.

Discurso repetido

Todo está dicho, aunque quizás no conozcamos todas las vías posibles para salir de la barbarie en la que vivimos probablemente sí somos conscientes de gran parte de ellas. Los mismo discursos de falsa rebeldía se repiten día sí y día también en busca de una reacción diferente, como buscar que la fricción entre dos bloques de hielo genere chispas.

Quizás deberíamos cambiar el discurso, quizás habría que dejar las palabras a un lado y reaccionar de forma implacable, transformar la apatía y el nihilismo occidental en odio real hacia las injusticias, sentir el dolor colectivo y querer hacer algo para remediarlo.
Hay que derribar todo el podrido edificio y construir usando nuevos materiales, la verdad, la objetividad y el rigor científico.

Es delito pensar de manera distinta al gran modelo que imponen, sin embargo, tener devoción fanática por una imagen y un libro de ficción de hace dos mil años es recompensado. El bien y el mal son dos concepto que han dejado de ser absolutos, la imagen sobre la que nos han adiestrado es que todo lo que apoya esta dictadura decorada es bueno, y todo lo que se pone en duda, se rechaza y/o se odia es el mal.

La falta de criterio es el motor que mueve a este paraíso de esclavos que trabaja para la maquinaria infinita, el sacrificio infinito de la humanidad en un plano finito, abocados a la destrucción de aquello por lo que generaciones han luchado. El gran problema es la relatividad, en los conceptos éticos no existe el absoluto, pero nos predican todo lo contrario, como perros nos adiestran a que el término “violencia” es algo feo, desagradable, malo. Utilizar la violencia contra otros seres es algo cruel y condenable. Y ahí se queda, la manipulación de las palabras hacen el resto, ¿Acaso el expolio de los recursos, la explotación de los débiles y la esclavitud no son violencia? ¿La destrucción del planeta no es violencia?

La violencia no puedes ser combatida con las palabras y es que el refranero español nos obsequia con su sabiduría una vez más: “El que a hierro mata, a hierro muere”.

Un saludo.

Un gran problema.

No poder expresar lo que se siente es un gran problema, la falta de palabras es implacable y cruel, no se puede evitar, nada al respecto se puede hacer. Las palabras son efímeras y en ellas está la belleza perdida de nuestro mundo, su luz, la imaginación es el material con el que se construyen los sueños, es el material más importante de nuestra existencia, quizás una de las pocas cosas con sentido de la vida, la imaginación se atrapa con palabras, es algo inexistente hasta que conseguimos expresarlo y su potencia es proporcional a la virtud de la expresión.

Desde la apatía hasta la transportación a lugares nuevos, la puerta a esa llanura o ese bosque, ese lugar maravilloso que existe pero que puede que jamás encontremos, esa puerta abierta a nuestros sentidos, las palabras adecuadas pueden cambiar a las personas. Nuestra imaginación, nuestra creatividad, las dos van de la mano y forman parte del proceso de cambio, cuanto antes lo admitamos más fácil será, somos el complementario a esta crueldad, la esperanza perdida de los hombres.

La carencia de expresividad es el fin de todo, la nada.

Nihilismo

Perder la ilusión por ser un espectador impotente de la destrucción de nuestro mundo, ser consciente de que todo va a la ruina y no poder hacer nada para evitarlo, sentir que la gente no siente, justicia poética o destino irónico. Los de abajo está engatusados con colores, sonidos fiesta y alcohol, tienen sus rituales y no tienen nada en cuenta, intentan disfrutar de algo efímero, algo que jamás volverá, un tren de ida pero jamás de vuelta. Nunca.

Puede que el sentido de la vida esté en disfrutar la propia fragilidad de esta, ¿sentimos pena o envidia hacia los que no se plantean los porqués existenciales? Estamos en este lugar en este tiempo para algo en concreto o solo para pudrirnos como los trozos de carne que somos.

Cuando observas tanto tiempo el abismo este acaba siendo parte de ti, la verdad no nos hace libres, nos hace escépticos, el castigo es el nihilismo, sentir que te hundes, que no hay punto de retorno y que no hay nada que puedas hacer. Sobrecargarse con las preocupaciones de las demás personas. Hundirse. Dejar de sentir. Desaparecer.

Esperaré en silencio mientras la oscuridad me consume a que aparezca alguien que me dé razones para seguir existiendo, esperaré a sentir el ímpetu luchador de nuevo, esperaré.